Arica no se ha perdido, solo espera ser rescatada

EN CHILE DENUNCIAN PLAN SECRETO PERUANO
 DE RECUPERACIÓN PARA EL 2050

Perú tiene una deuda pendiente con Arica, no lo olvida y así lo sienten la mayoría de sus pobladores. Los rumores de su recuperación son cada vez más fuertes y nos abre una nueva posibilidad para anexarla otra vez al suelo patrio de donde nunca debió salir



Desde hace tiempo, en Chile denuncian que el Perú tiene planes para recuperar Arica, y que estos habrían cobrado mayor fuerza durante el gobierno del entonces Presidente Ollanta Humala, “y el deseo aún puede cumplirse por la voluntad de los peruanos”. El plan de "ocupación pacífica" de Arica ya está en marcha y se espera que se concrete en el año 2050.

El plan de “peruanizar el norte chileno” ya ha empezado a rendir sus frutos, pese a que desde los años 70, el panorama ha evolucionado inversamente dejando a Arica como la segunda región de Chile con menos ingresos per cápita, señala el analista chileno Tomás Mosciatti.

Según refiere, los propios ariqueños continúan expresando que la sensación de abandono y lejanía de parte del Estado chileno persiste. No hay mayores oportunidades de desarrollo ni de crecimiento en el lugar y para conseguir algo, es forzosamente necesario desplazarse hasta Tacna. Por ello es que serán los propios ariqueños quienes pedirían anexión al territorio peruano. Ellos se consideran un pueblo abandonado, por el ardor de los chilenos.

Las inversiones peruanas en el suelo chileno son cada vez más fuertes. La presencia peruana le recuerda al vecino del sur que Perú lo tiene muy presente y no lo pierde de vista. Ha logrado hacerse indispensable gracias a la calidad de sus productos y a su poderosa inversión económica, con la que participa en la región y que lo llevo a ser considerado como “el nuevo tigre de América Latina” en el 2008, tal como lo reveló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

CHILE LO DEBE ACEPTAR…

La importancia geopolítica que presenta la frontera sur con Chile, sería bien aprovechada por los peruanos a través del aumento demográfico.

Para ello, citemos lo que mencionó el destacado periodista chileno Tomás Mosciatti, quien afirmó que tuvo acceso a un informe privado —que se habría filtrado— donde Perú trazaba el objetivo estratégico de seguir acentuando la brecha de desarrollo entre Arica y Tacna, proyectando que al 2050 serían los propios ariqueños quienes pedirían anexión al territorio peruano. Una demostración clara de que los peruanos han puesto oídos a la famosa tesis de “soft power” del académico norteamericano Joseph Nye.


Durante los últimos gobiernos, Tacna ha experimentado la política de “fronteras vivas”, recibiendo gran atención del gobierno nacional. Desde el 2002 en adelante, Perú ha llevado adelante una reforma descentralizadora, a través de la elección democrática de los Presidentes Regionales, con lo cual ha dado mayor dinamismo a la zona fronteriza.

Con el juicio de La Haya, el ánimo de los ariqueños, se ha mostrado más patriota que nunca y ha sentido el llamado de sus raíces peruanas ante tanta burla y olvido de sus autoridades chilenas.

Arica más peruana que nunca

Cuando se les pregunta a los ariqueños si desean regresar al Perú, la respuesta es contundente y unísona. “Sí”, los motivos sobran y aflora una pregunta más “¿cuánto tiempo falta para que los peruanos recuperen Arica y el Morro sin desenfundar un arma”, la respuesta es evidente, la ocupación silenciosa ya empezó y no es necesario ser videntes para darse cuenta.

La lejanía y el abandono de parte del Estado chileno, le ha demostrado al Perú que Arica debe ser recuperada, debe regresar por la memoria de nuestros héroes, por la dignidad del Perú y por la tranquilidad de nuestros hermanos que nunca abrazaron la idea de ser vistos como chilenos cuando por su sangre fluye una historia de orgullo y pasión que solo los peruanos la podemos escribir y hace realidad.
                        

Comentarios