Ayuda del Gobierno no alcanza para todos

  • Desesperación en Trujillo

Ayuda no sería repartida en las mismas proporciones
Sin agua, comida y abrigo. Es así como se encuentran los pobladores afectados tras los desbordes de las quebradas San Ildefonso, del León, y de Laredo (Trujillo) debido a que la ayuda del Estado no alcanza para todos. 

“Hemos llegado con desayunos para 300 personas, pero la mayoría de esta población son niños y ancianos y no nos alcanza. Necesitan ropa, abrigo, agua, pañales y medicinas porque lo han perdido todo”, comentan los jóvenes activistas que llegan a Laredo para brindar ayuda.

Situación similar es la que atraviesa el centro poblado Bello Horizonte, con más de mil 200 pobladores damnificados. Ellos quedaron completamente aislados debido a que sus vías se cubrieron con lodo y piedras. Del mismo modo 400 familias de los sectores Praderas parte alta, Praderas parte baja, Sol Naciente, Los Tallos, Villa Industrial parte baja, Valle Industrial parte alta, La Molina II, Villa Hermosa II etapa, Sector 7A, Los Huertos, Santa Rosa, Nuevo Milagro y 9 ha dejado a cerca de 1000 pobladores sin auxilio.

El gerente municipal de El Milagro, Jorge Guzmán Blas, asegura que más del 60% de damnificados se ven perjudicados, porque el reparto de ayuda es de forma desordenada. La mayoría llega hasta el primer sector y se concentran solo en ellos dejando de lado a los demás.

“Hay zonas que reciben más de tres desayunos por día y eso complica la ayuda igualitaria. Exhortó a las personas e instituciones nos inviten para coordinar la entrega”, comentó el alcalde.

Comentarios