Poder Judicial absuelve a todos los exfuncionarios del caso Comunicore


  • Sexta Sala Penal de Reos Libres los absuelve por unanimidad pese a  pruebas de malversación y colusión


De manera escandalosa, el Poder Judicial absolvió a 14 ex trabajadores de la Municipalidad de Lima, empleados de la empresa de limpieza Relima y de la empresa Comunicaciones Corporativas y Representaciones S.A. (Comunicore), implicados en el desembolso de 35 millones de soles.

El caso, que llevaba un año y siete meses de investigación, estuvo a cargo de los cuestionados magistrados Juan Gonzales Chávez, Óscar León Sagástegui (ambos sometidos a indagación preliminar por declarar fundada la demanda de hábeas corpus presentada por Nadine Heredia sobre el presunto delito de lavado de activos) y Óscar Sumar Calmet (cuestionado por ordenar el traslado de los terroristas Víctor Polay Campos, Miguel Rincón Rincón, Peter Cárdenas Schulte, y Óscar Ramírez Durand, camarada ‘Feliciano’, de la Base Naval del Callao a penales comunes).

El fallo asumido por la Sexta Sala Penal de Reos Libres, determinó que no hubo perjuicio para la entidad limeña, según informes de la Sunat y otros peritajes de la fiscalía, sin embargo, tras la revelación de un informe secreto elaborado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y rotulado con el número 020-2010-DA-UIF-SBS; Montoya, junto a Miguel Garro, ex gerente de Relima, crearon una serie de empresas de fachada para el lavado de activos provenientes de narcotráfico, siendo Comunicore una de ellas.

Recordemos que en su momento, al dueño de la empresa Comunicore, Álex Ángel Montoya Agüero, le fue incautado un cargamento de casi 4 toneladas de droga cubiertas en latas de alcachofa, por lo que decidió huir de la justicia en el año 2009.

Antecedentes

A través de una profunda investigación periodística, se revela que en el año 2005 la Municipalidad Metropolitana de Lima tenía una deuda de más de 30 millones de soles con la empresa Relima, la cual era encargada de brindar el servicio de recolección de basura en la capital; pero acordó con la acreedora que la pagaría en 10 años y adelantando un monto inicial de 14,6 millones de soles. Sin embargo, en el mes de enero del 2006, la deuda fue cancelada en su totalidad pero no a Relima sino a una desconocida empresa llamada "Comunicore". Tras esta denuncia y otras irregularidades encontradas meses después, la Contraloría, el Ministerio Público y el Congreso de la República intervienen en el caso.

Comentarios