"Alcaldes de turno prefirieron cantera a un cementerio público"


Puente Piedra enfrenta hoy, la incertidumbre de no tener un cementerio público donde enterrar a sus muertos. Ante la imposibilidad de seguir sepultando a sus seres queridos en el camposanto municipal -por encontrarse totalmente abarrotado- la población optó por crear espacios clandestinos en vista de la ‘pereza y desidia’ de nuestras autoridades locales, quienes prefirieron ceder el terreno que tenían, para que ‘otro’ lo explote como cantera.

Ubicada en la Pampa de Santa Rosa y urbanización del mismo nombre, se halla un terreno de 144 hectáreas, el cual desde 1985, estuvo destinado a convertirse en campo santo popular. Sin embargo este terreno que perteneció desde un inicio al Estado, termino extrañamente en manos de Lázaro Cordero Limaco, un vecino que goza de influencias y poder, gracias a sus ‘atinadas amistades’ con todas las autoridades que llegaron al sillón municipal.

Comentarios