Denuncian penalmente por homicidio culposo a presidente del directorio y gerente general de REPSOL

José Ramírez Reyna padre del menor Sebasthian (3 años) quien falleciera a comienzos del mes de mayo tras una fuerte explosión de balones de gas de REPSOL en Puente Piedra ha presentado formalmente ante el segundo Juzgado penal de dicho sector una solicitud de ampliación de denuncia por homicidio Culposo – Comisión por Omisión en contra de los principales directivos de la transnacional española, entre los que figuran RAMÓN DE LUIS SERRANO (presidente del Directorio) y JOSE MANUEL GALLEGO LÓPEZ (Gerente General).

Como se recordará, una vez efectuada las primeras investigaciones del caso, extrañamente la Segunda Fiscalía Provincial Mixta de Puente Piedra vio a bien formalizar su denuncia únicamente contra los trabajadores de la empresa que prestaba servicios de reparto de los balones de gas de REPSOL obviando incorporar en ella a los funcionarios de la citada empresa.

No obstante ello y dado la aparición de nuevas pruebas, entre ellos, las declaraciones efectuadas por el administrador del local del venta de Repsol, el transportista de los balones de gas así como las investigaciones preliminares realizadas por OSINERGMIN y la policía, se evidenciaría claramente la responsabilidad de en la muerte de Sebasthian al haberse comercializado GLP en cilindros que no cuentan con el debido mantenimiento y que en sí representan en los hechos peligrosas “bombas de tiempo” colocadas en el mercado.

“Pese a que la actividad económica que realiza REPSOL es de alto riesgo, encontrándose obligado a cumplir una serie de parámetros técnicos y legales en cuanto a seguridad y calidad se refiere, REPSOL con el claro objeto de obtener la mayor cantidad de ganancias posibles (aminorando los costos que genera un debido mantenimiento de los cilindros, su reparación o su destrucción en caso fuere necesario) viene hipotecando nuestra seguridad a cambio de obtener mayores réditos económicos. Esta política seguida por REPSOL, criminal por cierto, ha generado la muerte de mi único hijo razón por la que busco que las autoridades sancionen ejemplarmente a los verdaderos responsables y así evitar que en un futuro se produzcan otras muertes producto de la no adopción de medidas básicas de seguridad por parte de REPSOL”, así lo refirió José Ramírez Reyna, padre de la víctima y quien paradójicamente años atrás trabajara para esta transnacional.

Cabe precisar que a través de estos nuevos instrumentos probatorios se evidenciaría, entre otros, un alarmante incumplimiento de las más mínimas normas de seguridad por parte de REPSOL, como la de no efectuar mantenimientos periódicos a sus cilindros, la no realización de pruebas hidrostáticas, efectuar sobrellenado de los cilindros, modificar las asas de los cilindros así como la falta del entrenamiento a su personal, lo que en caso de confirmarse, podría generar la imposición de penas privativas de libertad en contra de los citados funcionarios, puntualizó el Dr. Rafael Torres Morales, abogado del Estudio Torres y Torres Lara, firma que viene prestando sus servicios de asesoría y patrocinio legal al agraviado.

Comentarios