Las cábalas de 'El Tanque La Rosa'


'El Tanque' La Rosa:
“Mi cábala fue siempre saltar con el pie derecho antes de un partido”


El responsable del último gol que marco nuestra selección nacional en un mundial de fútbol, Guillermo La Rosa, recordó con cariño su niñez y juventud vivida en Puente Piedra. Sus anécdotas son también parte de esta entrevista al igual que los memorables días en que vestía la bicolor nacional.

¿Por qué aún no encontramos al equipo de fútbol, que nos devuelva los triunfos de antaño?
El Perú tiene mucho talento, pero los chicos de ahora son muy propensos a los anti valores. Descuidan otros aspectos que en mi época eran básicos como la familia, el respeto y la disciplina y si eso continúa, nunca romperemos este circulo.

Ahora que usted participa como profesor ¿qué no se debe hacer durante el entrenamiento de semilleros?
Un error para mí es exigir demasiado al niño, el fútbol por ejemplo debe empezar como un juego, hay que dejar que ellos se sientan cómodos con el balón y sobre todo que los padres no confundan el talento de sus hijos como su fuente de ingreso, ellos muchas veces los explotan y los llevan a límites como la drogadicción y la rebeldía; el fútbol es uno de los deportes mejor pagados en el mundo, pero si no se enfoca desde un punto responsable puede significar la perdición como persona.

¿El talento nace o se hace?
Para mí ambos van de la mano. Por ejemplo yo no puedo hacer lo que hace Cueto, el nació así con un dominio increíble del balón; en mi caso yo no nací con tanto talento pero gracias a mi esfuerzo y empeño pude mejorar y estar en dos mundiales.

¿Qué anécdota destacaría de toda su trayectoria?
Tengo varias. Una cuando estaba en Uruguay metí gol, corrí hacia la tribuna y cuando llegue me preguntaba porque no festejan y era porque me había olvidado que estábamos en otro país. La otra fue en Colombia, jugaba al lado de Cueto y era la primea vez que salía como capitán. César ya le había hablado al resto de jugadores para que no salieran y cuando nos anunciaron, yo como capitán, salí adelante corriendo feliz hasta el centro de la cancha y sentía que la gente pifiaba mucho, me doy la vuelta y el resto de mis compañeros estaban mirando desde el túnel.

¿Cuál fue el rival que le dio más gusto enfrentar?
A Universitario de Deportes, un digno adversario al que siempre gané.

¿Había alguna cábala especial antes de enfrentar un partido?
Tenía dos. Yo acomodaba solo mi ropa, no quería que nadie más toque mi uniforme y la otra era saltar con el pie derecho llamando a todos los santos conocidos.

¿Qué experiencia difícil tuvo que pasar para continuar aprendiendo?
Darlo todo, luchar sin detenerme tal como lo sigo haciendo. Sacrificios hay muchos, como la familia, los amigos, las reuniones, los descansos; pero si quieres lograr tu meta es el costo que debes pagar. Dios esta siempre con migo, me ayuda y me ha enseñado mucho en el camino.

¿Cómo fue su ingreso a un club de fútbol de mayor envergadura?
Todo se lo debo a mi hermano Inocencio, el me ayudo a ingresar a Miraflores F.B.C en primera, luego a Defensor Lima, Sport Boys del Callao y de ahí hasta Alianza Lima. Ahí conocí a Teófilo Cubillas y me llaman para integrar la selección. Nunca pensé estar en dos mundiales (72' y 82') pero pasó, fue algo estupendo.
¿Cuánto dinero recibió en su primer sueldo?
Bueno en Miraflores F.B.C me pagaron unos 3 mil soles que hoy vendrían a ser unos 200 dólares y me sentía feliz porque para mi era un montón de plata, lo miraba a cada rato, esto fue por dos meses y de ahí nunca más me volvieron a pagar. En ese entonces yo trabajaba en Puente Piedra mis ocho horas y me pagaban 100 soles; de ahí pasé a Defensor Lima ganando 400 mil donde compre una casa para mi mamá en Puente Piedra.

¿Qué recuerda con más cariño de este distrito?
A mis amigos Aurelio y Rubén Real, Calos Barrera con ellos jugaba en el equipo Ingenio de Puente Piedra y nos enfrentábamos al Huracán Boys, a Pueblo Viejo; a mi colegio 380 tantas cosas lindas que pase ahí, y todavía voy cuando puedo para visitar a mi familia y algunos amigos. Recuerdo también que mis amigos del distrito, siempre estaban en la tribuna Oriente con un cartel grande que decía “Puente Piedra presente” y para nuestra clasificación al mundial donde enfrentamos aquí a Uruguay, fue hasta el alcalde; por todo ello les agradezco por estar siempre con migo.


Guillermo La Rosa y César Cueto from Edgar Chumpitaz Veliz on Vimeo.

Comentarios