!Hasta cuando!


Megamercado Huamantanga
¡Hasta Cuando!
Basura,

caos, restos de viseras y sangre de animales sacrificados, es en esta situación en la que encontramos al Megamercado Huamantanga del distrito de Puente Piedra, donde la suciedad y el desorden son una realidad que lo han identificado por más de 10 años. Extrañamente ninguna autoridad ha querido tomar cartas en el asunto, permitiendo que siga operando bajo estas mismas condiciones los 365 días del año.

7:25 de la mañana, hora en la que el movimiento del Megamercado Huamantanga se encuentra a tope y es casi imposible desplazarse por la cantidad de personas y vehículos. Mientras, por un lado aún permanecen algunos camiones descargando su mercadería, los taxistas pelean con los mototaxistas para llevar clientes; ni hablar del tránsito peatonal, pues es tal el conglomerado aquí, que perderse es tan fácil como caer por los suelos debido a los surcos e irregularidades típicas de una chacra.

Puesto por puesto

Dejamos que la muchedumbre, sea quien nos enseñe los puntos más visitados de todo su extenso terreno. La primera parada es el área de pescados, donde una canaleta expuesta nos hace ver que ahí se vierte la sangre y el agua sucia del lavado, quedando así por horas, aquí no hay caños o tomas de agua que ayude a eliminar los restos, que generan malos olores. No debemos olvidar que las escamas y viseras ni siquiera son embolsadas, sino llevadas hasta un tacho comunal, donde se juntan al lado de otros restos esperando por horas a ser retirados. Hay que indicar que no existe tapa alguna, por lo que el tacho permanece destapado y en medio del camino de los transeúntes.

“El siguiente punto es la zona de verduras y tubérculos. Aquí lo primero que se nos cruza es un desagradable montículo de cáscaras y verduras podridas, que al parecer no pudieron ser llevadas hasta el basurero”.

Sea o no 'costumbre', es tan normal como desayunar al costado de un buzón del desagüe destapado, a donde va cayendo la sangre y las plumas de los pollos sacrificados. Tan normal como extender un plástico a su costado y poner encima la mercadería que será ofertada, pero cuidado, si eres ambulante te arriesgas a que la “seguridad” del recinto te saque a empellones o decomise tus productos, pues todo aquel que quiera vender en este mercado, debe pagar su alquiler.


Más de lo mismo…
Avanzamos y llegamos hasta la zona de frutas. El mismo desorden y suciedad se repite, al igual que en el puesto de carnes rojas. Al parecer el único lugar donde al menos hay suelo pavimentado, es el correspondiente a la venta de ropa, mini galerías y restaurantes; pero claro, estas se ubican al otro extremo y se encuentra así por iniciativa de los mismos comerciantes.

Retomando el tema del alquiler de puestos, averiguamos que el pago es semanal y se encuentra desde los S/. 28.00 (si vas a vender papas al X menor); S/. 60.00 (al X mayor); S/. 45.00 (venta de tomates); S/. 35.00 (frutas); y si se trata de carnes, el mínimo es de S/. 150.00 semanales. Estos precios no se ajustan a todos y cada uno tiene su “propio precio de alquiler”, pues como lo pudimos corroborar aquí se toma en cuenta el tiempo de antigüedad, de llegada, tipo de mercadería a vender, si cuenta con los implementos necesarios, si es joven, de edad, o “recomendado”. Sea cual sea la situación, el pedido general es, poner fin a la suciedad e invertir los ingresos de los más 2 mil puestos por el bien de todos.

Comentarios