jueves, 4 de mayo de 2017

Avance de cultivos de hoja de coca frena a cafetaleros en Selva Central


Por lo menos el 8% del PBI agrícola se va a perder este año, debido al fenómeno de El Niño 

El gerente de la Junta Nacional del Café, Lorenzo Castillo, manifestó que el año pasado se han rehabilitado alrededor de 36 mil hectáreas de grano de café. El tema es que gran parte de las renovaciones se han hecho sin la tecnología adecuada y con cultivos cuya calidad no es de las mejores para la exigencia del mercado. Asimismo, deben hacer frente al cultivo alternativo de la hoja de coca que cada vez gana más terreno, pese a esfuerzos de entidades públicas y privadas. 

¿Cuánto en promedio ha crecido el cultivo de café? 
El café ha crecido un 2% desde el año 2013 hasta el 2016. En lo que va del año según reportes del INEI, tenemos -0.21% en el crecimiento agropecuario y ya se ha señalado que la actividad agrícola tiene índices negativos. Por lo menos el 8% del PBI agrícola se va a perder este año, debido al fenómeno de El Niño y esto va a tener gran impacto en la economía del país. 

¿Qué problemas restan a su sector? 
El crecimiento de las importaciones agrarias. En el año 2012 tuvimos 6,900 toneladas que ingresaron; en el año 2013 fueron 6,974; en el año 2014 tuvimos 7,683; en el año 2015 un total de 8,320 y para el año 2016, el total ascendió a 10,495 toneladas, siendo el eje de importación la soya, el maíz y trigo y esto va a incrementarse debido al vacío legal que nos da como resultado menos empleo para el sector agrario. 

¿Qué medidas urgen? 
Concertar una reunión con los agricultores y campesinos del país. El diálogo con el Estado no puede ser solo con los partidos políticos porque ellos no representan el pensamiento de los principales actores del agro. Actualmente, hay una delegación política que no tiene la agenda que tienen los agricultores. El Presidente de la República debe reunirse con los gremios de CONVEAGRO, con los agroexportadores y trabajar en una solo agenda con miras al desarrollo. 

¿Qué criticaría de la actual gestión gubernamental? 
El diálogo de sordos de los últimos años que no da la oportunidad a que el Estado reciba a la sociedad civil. En otros países esto es elemental y sobre todo, porque tenemos una enorme tarea de reconstrucción en la actividad agrícola y pecuaria en el país. 

¿A través de este pedido, que acciones concretas espera desarrollar? 
Nuestras autoridades no pueden seguir de espaldas a la realidad del país, merecemos ser escuchados. El Consejo de Ministros tiene que convocar a los gremios agrarios para escuchar su punto de vista, porque no basta con la exposición del Ministro sino de todos los actores. 

¿De qué manera esperan solucionar la falta de inyección económica? 
Requiriendo una inversión para que se den empleos masivos en la reconstrucción de infraestructuras de riego, canales, bocatomas, caminos y demás. Esta es una gran oportunidad para dar empleo y que debería ser considerado como premio al esfuerzo de los productores. Este es el mejor fondo de contingencia que deberían implementar nuestras autoridades para que se den las condiciones de un salario digno. 


Plan integral 
Los efectos de la roya amarilla afectaron grandes hectáreas de cultivo de café en 2016, y solo se podrá superar siempre y cuando se desarrolle un plan integral para una caficultura que tiene problemas de carencia de financiamiento. 

Consumo local 
El dirigente también indicó que se requiere promover las exportaciones de manera coherente y el consumo local; actualmente cada peruano consume al año 600 gramos de café, lo cual es una de las cifras más bajas en la región para un país cafetalero como lo es el Perú. 

EL DATO: 
Según indicó el gerente de la Junta Nacional del Café, Lorenzo Castillo, cultivar hoja de coca es mucho más rentable para los campesinos, porque “paga más”. Por ejemplo, un kilo de hoja de coca en el Valle de Sandia (Puno) se paga entre 20 y 25 soles el kilo; mientras que el café en el centro de acopio tiene un precio de S/. 7.00 u S/. 8.00 

TOME EN CUENTA: 
El precio está en función de la fluctuación del mercado internacional. El precio del café convencional a nivel de acopio está alrededor de S/7.60 en algunas zonas, pero es un número que está sobre dimensionado en relación al precio de bolsa. Esto es una distorsión de precios que afecta la transparencia en el negocio. Esto afecta a los productores que trabajan en base a la calidad. 
“Necesitamos más inversión para no desaparecer”. reclaman agricultores

No hay comentarios.: