sábado, 11 de marzo de 2017

Infeliz inicio de clases: miles pueden perder el año escolar

  • CON INFRAESTRUCTURAS DEPLORABLES, SIN AGUA, LUZ E INSALUBRIDAD  

Alumnos no cuentan con los servicios básicos ni con mobiliario, porque los ríos y los huaycos se lo llevaron. Este es el drama de cientos de colegios al interior del país que aún esperan ayuda para no perder el año escolar.

Menores están expuestos a pésimas condiciones educativas

Esfuerzos insuficientes y una batalla perdida con la nueva currícula escolar. Es así como el Ministerio de Educación (MINEDU) iniciará un nuevo año escolar, entre lluvias, huaycos y desconocimiento total sobre lo que pasa más allá de la capital y las céntricas ciudades de las regiones del Perú.

Irónicamente la campaña para este año “Vamos con punche al cole”, dista mucho del ‘punche’ o ganas que ellos mismo le ponen a la idea, pues aún no terminan de asimilar las noticias que informan sobre el estado de emergencia por huaycos, lluvias y plagas, que anuncian con castigar aún más a una desprotegida población que ya lo ha perdido todo.

¿Cómo iniciar las clases en un clima tan adverso?, ¿como empezar si en casi todas las localidades y caseríos ya no existen escuelas porque han quedado sepultadas por los huaycos o han sido arrasadas por los ríos?. Salvo la capital (la cual inició clases mucho antes) y las ciudades menos afectadas por la naturaleza, son las que se alistan para iniciar clases este 13 de marzo, mientras el resto deberá ver cómo y cuándo podrá hacerlo.

Tareas incumplidas   
Lluvias no cesan e impiden el normal desarrollo de clases
Pero no todo el problema se lo debemos a los huaycos y las lluvias, existe otro inconveniente aún sin resolver que años tras año se repite y que ineludiblemente sigue siendo olvidado por el sector educativo. Nos referimos a las instituciones educativas públicas que aún no han percibido el apoyo del Gobierno y que carecen de infraestructura y servicios. Una realidad que deberán enfrentar los padres de familia y docentes un año más.

Como claros ejemplos, en la Región La Libertad tenemos al jardín de niños ‘Estrellitas del Futuro Nº 2264’, (dos aulas para 37 niños) ubicado en el Barrio 2 del centro poblado menor Alto Trujillo; el cual no cuenta con piso, servicios higiénicos, luz ni agua. La Institución Educativa Ramón Castilla Marquesado (límite con El Porvenir), lucha contra una plaga de zancudos y pulgas que aún no ha podido ser erradicada. Otros centros educativos que evidencian abandono son República de Panamá, Nuevo Perú, Nuestra Señora de Monserrat, Mi Mundo Maravilloso, Antonio Raimondi, Modelo, Ricardo Palma Mi Perú y José Antonio Encinas. Ambos solo muestran la situación de miles de planteles de la sierra y selva, donde ni un solo funcionario del despacho de la Ministra Marilú Martes está trabajando.

Cielo sombrío
En Piura, luego del desborde del río 5,600 planteles en la región, de los sectores público y privado, quedaron en emergencia e imposibilitados de iniciar las clases hasta próximo aviso. Situación similar se vive en la región Tumbes, donde las fuertes lluvias aún impiden la rehabilitación de muchos planteles, quedando las zonas de Canoas de Punta Sal y Zarumilla aisladas. Cabe indicar que allí funcionan los colegios Isla Noblecilla, La Choza, Chicama, Fernández, Los Cardos, Cherrelique, entre otros. Es importante indicar que en el caserío de Capitán Hoyle, han llegado las aulas prefabricadas, pero aún no se cumple con la instalación de las mismas.

Por su parte en la región Lambayeque, las precipitaciones pluviales y la falta de ambientes adecuados, han hecho que en Chiclayo se aplacen las actividades en los colegios de Chongoyape, Chiclayo, José Leonardo Ortiz, Oyotún, Carlos Augusto Salaverry, N°001, Naylamp, N°413, Diego Ferré, Fanny Abanto y Santa Ana; mientras que en Ferreñafe los colegios N°10931 - Ramiro Prialé, N°11538 de Pativilca, N°372 de Mochumí Viejo, N°389 de La Libertad, N° 377 y N°11082 de  La U, N°11155 El Algarrobito, N°185 de Laquipampa y una escuela de Chaparrí siguen esperando la ayuda prometida para iniciar clases. 

En Ica, aún continúan los trabajos de limpieza de lodo y piedras en los sectores Piedras de Buenavista y Fundo Pedregal en el centro poblado de Yaurilla, por lo que tampoco iniciarán las clases.

42 centros educativos cerrados 
MINEDU aún no soluciona pedidos para una mejor infraestructura 
Según el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional, en la selva norte continuarán registrándose lluvias con descargas eléctricas, sobre todo en Amazonas, San Martín y Loreto, este último con 42 centros educativos cerrados por prevención. En el centro del país la situación es aún más caótica debido a la activación de diversas quebradas que han traído consigo, huaycos y deslizamientos que mantienen bloqueadas las carreteras, han sepultado viviendas y terminaron por aislar caseríos del resto de la ciudad, razón por la cual, pensar en estos momentos en el inicio de clases es imposible.

Hay que indicar también que es en estas zonas del país viven los ciudadanos más pobres del Perú, donde si antes vivían con muchas limitaciones, hoy simplemente ya no tienen casa donde dormir ni alimentos para consumir, dependiendo de los pocos cultivos que aún quedan hasta que llegue la ayuda.

Queda por ello, mucho trabajo que realizar por parte del Estado si lo que se busca es brindar un buen inicio escolar. Está demostrado que una cartera sola no podrá liderar con todo el problema, por lo que el Gobierno del Presidente Pedro Pablo Kuczynski, deberá poner en acción un plan de emergencia que incluya no solo la limpieza y descolmatación de terrenos, sino también, la construcción de pueblos completos (donde hayan sido arrasados por la fuerza de la naturaleza) para luego, implementar políticas públicas de prevención ante desastres naturales, que permitan seguir con el desarrollo económico y educativo que tanta falta le hace al país.  

No hay comentarios.: