viernes, 10 de febrero de 2017

“A todos los que nos engañaron, púdranse en la cárcel”



  • Asimismo aseguró que expresidente nunca se preocupó por los más pobres y por el contrario los abandonó a su suerte
A través de una extensa entrevista ofrecida a las radios más importantes del país (RPP y Exitosa), el ex viceministro David Waisman Rjavinsthi, reveló detalles inéditos que demostrarían como el líder de Perú Posible se sirvió del pueblo para saciar su hambre de poder.

“Toledo es alguien perturbado. Demostró ser una persona que no estaba preparada para gobernar y por ello, delegó todo el trabajo a quien fuera su premier, el Dr. Roberto Dañino Zapata. Él junto a otros hombres de su entera confianza como Javier Reátegui Rosselló (quien estuvo a cargo de los ministerios de Transportes y Comunicaciones, Producción, e Interior); Carlos Bruce Montes de Oca (Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento) y sus inseparables amigos, Guillermo Gonzales Arica (exsecretario de la presidencia) y su esposa Anel Townsend Diez-Canseco (exministra de la Mujer y Desarrollo Social), tuvieron una gran influencia sobre las decisiones que se tomaron en el país”, refirió.

Waisman, quien confirmó los rumores sobre la vida libertina que llevaba Toledo, durante su estancia en Palacio de Gobierno, agregó también como “anécdota” el hecho de que siempre era escoltado por una ambulancia.

“Cuando él viajaba yo cubría sus funciones y es ahí donde me entro que era escoltado no solo por su personal de seguridad sino también por una ambulancia. Cuando toda esa comitiva me sigue, yo les pregunto a estos últimos porque tenían que estar incluidos, y es ahí donde me revelan que ellos atendían al ex presidente Toledo a la salida de dichas reuniones, “para prestarle asistencia de salud” y que pueda recuperarse y seguir con sus actividades”, enfatizó.

Los tentáculos de Odebrecht  
Del mismo modo, el exviceministro detallo como se le permitió trabajar a la firma brasilera Odebrecht en el Perú, pese a que en el año 2005 existía una Ley que impedía dar obras a empresas que tuvieran juicios con el Estado.

“En el julio de 2005 el gobierno de Alejandro Toledo ofrece la buena pro a la firma brasilera Odebrecht. En agosto de ese año, la procuraduría le informa al mandatario que no puede contratar ninguna obra con ellos porque de acuerdo a una ley que existía en ese momento, estaba prohibido que se dieran obras a empresas que tuvieran juicios con el Estado y Odebrecht los tenía. Sin embargo, una comisión especial conformada por miembros de Proinversión, ha pedido de Toledo, invitan a Odebrecht para que haga sus “descargos” y consiguen que los proyectos con dicha empresa sigan adelante. Para no levantar sospechas, ese mismo día el Ejecutivo saca otra ordenanza dando cuenta que la Ley publicada con anterioridad no era aplicable a la firma Odebrecht “por motivos diferentes”. Cómo hecho particular, el congresista Gilberto DÍaz Peralta partidario del oficialismo y miembro de la Comisión Permanente, terminó por favorecer a Odebrecht en la adjudicación de la Interoceánica del Sur a través de la Ley 28670 que el mismo impulsó”, añadió.

Nunca quiso al pueblo

David Waisman, quien también expresó su malestar por haber sido engañado con “el cuento de la lucha contra la corrupción y la dictadura" del ex presidente Alejandro Toledo, dijo identificarse con el sentir de los más de 30 millones de peruanos quienes ya están hartos de gobernantes mentirosos y aprovechadores.

“Toledo jamás ayudo al pueblo más necesitado que se sacrificó por él dejando su casa y sus familias en la famosa marcha de los cuatro suyos. Nunca los recibió, nunca se preocupó porque regresarán a su zona de origen. Los dejó abandonados a su suerte sin comida ni techo. Sí él hizo eso, qué más podemos esperar del resto de corruptos que también se aprovecharon del pueblo. A todos los que nos engañaron, púdranse en la cárcel”.

No hay comentarios.: