viernes, 24 de junio de 2011

Faenón en Villa El Salvador

* El flamante integrante de la chakana ya cuenta con más errores que aciertos. Desde que asumió el cargo empezó contratando a 44 nuevos funcionarios “de confianza” ajenos a la realidad del distrito, sabiendo que la ley solo permite a un 5% de personas para el mencionado cargo. En conjunto se llevarán una suma no menor
a S/. 2´750,000.00 por año gracias a la venia del Alcalde.


* Por si esto no fuera poco, Mozo, quien oculto al JNE una sentencia de cuatro años por defraudación tributaria cuando era candidato, no ha tenido mejor idea que colocar en el cargo de Gerente Municipal a Rafael Olivera Salmón, un conocido personaje que laboró para la Municipalidad de Independencia y que se hiciera “famoso” por delitos como estafa genérica y defraudaciones, fraude procesal y abuso de firma en blanco en su distrito.

* A esta perla le sumamos la orden de Cobranza Coactiva con intereses, impuesta como primera medida a todos los vecinos morosos que viven en los Asentamientos Humanos V.E.S. y de la cual “de mala gana” tuvo que desistir, por la presión de la población y los regidores de oposición. Estos últimos le recordaron como libró a su empresa de muebles del pago correspondiente de la deuda, en la última amnistía tributaria del ex alcalde Zea.

A solo seis meses en el sillón municipal, Santiago Quispe Mozo, ha venido causando más de un dolor de cabeza a vecinos y regidores debido a su peculiar forma de administrar el distrito. Desde su notorio transfuguismo que lo llevo a pisar las tiendas de Siempre Unidos, Cambio Radical y hoy la de Perú Posible, este flamante integrante de la chakana y líder pastoral de la iglesia “Dios es Amor”, aún no sabe como administrar un municipio que continúa manchado por los delitos de corrupción, actos ilícitos y abuso de autoridad.

Antecedentes
Su carrera política la inicio en el 2006 postulando al sillón municipal de Villa El Salvador (V.E.S.) obteniendo 12.335 votos (7,16%) y quedando en el quinto lugar. Durante los cuatro años siguientes, ejerció el cargo de presidente del directorio del “Grupo Lot’s” que integra a ocho empresas suyas, todas ellas dedicadas a la venta de muebles, en diferentes puntos de la capital.

El auge comercial que empezó a vivir lo llevó a contar con el apoyo de Wilmer Jesús Mozo Aldunate, con quien compartió la gerencia de “Mueblerías Lot’s” y se hizo conocido en todo el distrito. Paralelamente fue líder pastoral en la Iglesia Evangélica “Dios es Amor” que no lo eximió del “pecado” de la estafa, a través de un doble juego de guías de remisión, las cuales no se encontraban acreditadas con los comprobantes de pago de ventas. Esto le costo una sentencia en la Sala Penal Judicial de Lima por el delito de Defraudación Tributaria y a cumplir una pena condenatoria de cuatro años de pena privativa de la libertad (Exp. N° 390-07 del 25/08/2008).

Con la nueva convocatoria para elegir autoridad distrital en el 2010, Mozo Quispe se anima a postular por segunda vez. Sin escatimar en gastos durante su campaña y haciendo ostentosos regalos para asegurar votos, vuelve a la escena política compitiendo junto a 17 postulantes. Ingresa sus datos al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), cuidando de no develar su “secreto” referido a la condena por evasión de impuestos porque sabe que le impediría postular al cargo de alcalde.

Estando ya en fecha límite a la realización de las elecciones y al haber pasado el filtro del JNE, Mozo hábilmente llena un nuevo formulario donde esta vez si indica la existencia de tal proceso penal en su contra, expedida el 25 de agosto de 2008 y consentida el 19 de setiembre del mismo año.

Inflando planillas
Una vez proclamado alcalde de Villa El Salvador, Santiago Mozo Quispe, decide como primera medida contratar a 44 funcionarios, para la asignación de personal CAP, bajo la denominación de “cargo de confianza”, dentro de los cuales se hallan trabajadores venidos de los municipios de Ate, Independencia, Callao, La Victoria, San Juan de Miraflores, Lurín y otros, ajenos a la realidad del distrito.

Si bien es sabido que el Alcalde no vota en las Sesiones de Consejo, tiene responsabilidad penal en los delitos de Abuso de Autoridad, Nombramiento ilegal en el cargo público, Peculado y Malversación de Fondos, toda vez que al amparo de lo establecido en el numeral 4 del artículo 20° de la Ley 27972 (Ley Orgánica de Municipalidades), tipifica que es una de las atribuciones del Alcalde, proponer al Consejo Municipal a través de proyectos de ordenanzas.

Como consecuencia de no haberse respetado el porcentaje del 5% establecido para los cargos de confianza, se han designado 43 cargos de este tipo, produciéndose un incremento en sus remuneraciones, lo cual está prohibido tal como lo estipula la Ley de Presupuesto N° 20481 de este año. El egreso mensual suma un monto ascendiente a S/. 150,254.63 nuevos soles, tal como lo pudo comprobar EL PODER, a través de los documentos de Planilla de Funcionarios de la Municipalidad.

Como se puede ver, el Consejo Municipal por mayoría y el Alcalde de la Municipalidad distrital de Villa El Salvador, han actuado contra el Ordenamiento Jurídico y perjudicando la economía de la Municipalidad.

Reciclando Personalidades
Dentro de las personas que integran la lista de funcionarios de confianza de la actual gestión, hemos podido encontrar como Gerente Municipal a Rafael Olivera Salmón, un ex funcionario de la Municipalidad de Independencia. Sobre él pesa delitos por estafa genérica y defraudaciones, fraude procesal y abuso de firma en blanco, tal como consta en el expediente N° 19978-2000-0-1801-JR-PE-28 del Octavo Juzgado Penal.

Igualmente le sigue la ex funcionaria de la Municipalidad de Ate, y actual Jefa de Recursos Humanos, Nora Ojeda Acosta, a quien se le imputa el delito de desobediencia y resistencia a la autoridad (Exp. N° 304-2009-0-1801-JR-PE-41-41 del Juzgado Penal)

Así mismo se deja constancia de la contratación de 500 personas ajenas al distrito, entre auxiliares, asistentes, secretarias, inspectores, choferes, operarios que suman el 80%, dejando para la población un 20% de plazas vacantes pero para los puestos de porteros, inspectores y operarios de limpieza. ¿Por qué la diferencia, Sr. Alcade?

Abuso de Autoridad
Buscando corroborar algunos hechos que confirmen las denuncias propaladas por los pobladores, contactamos a los regidores Wálter Quispe y Rafael Cumpén, quienes junto a César Lezundi, Paula Gamboa y hasta el ex regidor Rubén Nerio; se propusieron defender los intereses de los pobladores.

Tras constatar que a su ingreso, el Alcalde Mozo Quispe dio luz verde a la ejecución de cobranza coactiva en los Asentamientos Humanos, los mencionados alzaron su voz de protesta y decidieron unirse junto a los miles que podrían estar afectados por esta medida que incluía intereses moratorios. Vista la situación en Sesión de Consejo, los regidores Rafael Cumpén, Lezundi y Gamboa, consiguen que el Alcalde de marcha atrás, recordándole que gracias a la Amnistía Tributaria, se beneficio, pese a que él si tenía los medios económicos para pagar. En su caso consiguió limpiarse de las infracciones tributarias gracias a extraños acuerdos con su antecesor, Jaime Zea.

Sin acceso a la información
Una de las quejas que hicieron notar los regidores que fiscalizan la actual gestión, es la falta de acceso a la documentación más relevante de la gestión de Zea y que a su opinión, “viene siendo ocultada”.
“Nosotros en innumerables oportunidades hemos exigido que se nos informe la real situación en la que se encuentra el Consejo de Villa El Salvador, sin embargo a seis meses de haber recibido el cargo, desconocemos la base sobre la que trabajamos”, refiere con mortificación Cumpén.

Lujos y caprichos
En un distrito aún carente de pistas, veredas y hasta servicios básicos, se contrasta la compra de alfombras y moderno mobiliario, traído por Mozo, quien no escatima en gastos para hacer de su despacho, un cómodo lugar para trabajar, y en donde tiene un limitado acceso de su personal, según nos refirieron personas de su entorno quienes aún confían en él y esperan el cumplimiento de sus promesas de campaña.

Desafiando la autoridad
Otro tema que llamó mucho la atención, fue una denuncia adicional por parte del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Municipalidad de Villa El Salvador (SITRAMUVES), quienes dieron constancia a través de fotos y documentos, que la actual Gerencia de Servicios Municipales a cargo del Sr. Julio Sanabria Calderón, cometió actos ilícitos dentro de los cuales se encuentra, permitir transitar camiones no aptos para le recojo de los residuos sólidos domiciliarios, que carecen de tarjetas de propiedad vehicular, SOAT, Placas de Rodaje y en el colmo de la audacia, hacer circular unidades con placas que no les corresponde. En otros casos, estos vehículos carecen de luces reglamentarias, espejos, claxon, tricos y sistema eléctrico; además de conductores con licencia párale manejo de camiones.

Obras
En el caso de las promocionadas obras durante la campaña, una en particular sobresale. La construcción del Malecón de las Playas Venecia y Barlovento del distrito de Villa El Salvador, que está en vías de la concertación y financiamiento para que autorice al Alcalde a suscribir un convenio de financiamiento con apoyo de la Municipalidad de Lima, esta determinada inicialmente en S/. 5’991,231.00 nuevos soles.

A la fecha, solo se sabe que esta obra aún se encuentra en documentos y será realidad gracias al apoyo integral del Programa “La Calle de Mi Barrio”, que pertenece al Programa Integral de Mejoramiento de Barrios y Pueblos, del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; el mismo que también favorecerá a otros siete proyectos del distrito y que astutamente el Alcalde está haciendo pasar como obras propias. Con esto queda confirmado que a la fecha aún no hay obras que reflejan el ánimo de mejorar el distrito con obras de beneficio para los pobladores y solo se espera la voluntad del gobierno Central o del Consejo de Lima Metropolitana, para recién empezar a trabajar.

Actualmente Santiago Quispe Mozo, cruza los dedos para no ser revocado del cargo por haber engañado al JNE, tras afirmar en un primer momento que no tenía ningún tipo de sentencia condenatoria. Así mismo con el recuento de hechos que lo sindican como culpable en la mayoría de casos, tranquilamente suman causales de vacancia por incapacidad para asumir el cargo. Esperemos ver en el transcurso de los días la decisión de las máximas autoridades y una respuesta para la población, quien es al final de cuentas la única perjudicada.

2 comentarios:

ron dijo...

Hola, muy bueno tu articulo, buscaba informacion sobre el alcalde de mi distrito, pues hace poco me entere que lo querian sacar, pense en un primer momento que era una campaña de los que perieron, pero viendo las pruebas tienen toda la razon.Gracias en verdad!

Anónimo dijo...

Me parecen comentarios completamente desubicados de personas que lo único que pretenden es desacreditar y desmerecer el logro del señor Mozo. No creo que los funcionarios que lo rodearon hayan sido del todo incapaces, porque si nos ponemos a averiguar a cada uno, nos daríamos cuenta que su trayectoria es buena,además en el mundo municipal siempre estas expuesto a ser denunciado si estas en un cargo de funcionario. por ello a todos los que lean este artículo, los animo a que le den un voto de confianza al actual Alcalde de Villa y se comprometan con el desarrollo del distrito. Viva Villa