viernes, 24 de junio de 2011

Estadio Nacional no cuenta con sustento técnico

• El 10 de enero del 2009 el D.U. N° 004-2009 daba cuenta de la necesidad de crear el Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Públicas Educativas Emblemáticas y Centenarias, la misma que a través de una “Fe de Erratas” del 12 de enero del 2009, se consideró por excepción, la Rehabilitación, Remodelación y Equipamiento de la Infraestructura del Estadio Nacional; encargándose al IPD la responsabilidad de su ejecución y cuyo financiamiento será con cargo a los recursos asignados al MINEDU y al mismo IPD.

• El 30 de enero del 2009, mediante la publicación del D.U. 010-2009, se declara de necesidad nacional y de ejecución prioritaria, diversos proyectos de inversión pública en el contexto de la crisis financiera internacional, considerando al proyecto “Remodelación de la Infraestructura del Estadio Nacional” en el rubro “Instrumento que aprueba la exoneración” por situación de emergencia que fue aprobada por el Presidente Alan García Pérez, demostrando que no se elaboraron los informes técnicos y legales de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 128 (Situación de Emergencia) y 133 (Informe Técnico Legal previo en caso de exoneraciones) del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado.

• Del análisis de la información proporcionada así como las declaraciones formuladas por el Sr. Arturo Woodman Pollit en calidad de Presidente del IPD ante la Comisión de Fiscalización del 30 de marzo de 2011, se comprueba que para la remodelación del Estadio Nacional, se invitó a “concurso de ideas” a arquitectos, para trabajar en la rehabilitación del Estadio, dentro de un presupuesto aprobado de hasta $ 7’000,000.00.

• De la información que aparece colgada en el SEACE, se observa que en el rubro de “situación de emergencia”, referido a los informes legal y técnico que sustentan la obra, tiene consignada la aprobación del Sr. Presidente Alan García Pérez sin contarse físicamente con los documentos, quedando determinado que estos no fueron elaborados. ¿Por qué se habría omitido el cumplimiento de lo dispuesto en los Artículos 128° y 133° del Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado?.

Sin aún poder sustentar la forma en que se ha venido invirtiendo exorbitantes sumas de dinero para la denominada remodelación del Estadio Nacional y que será inaugurada este 24 de julio por el Presidente de la República, la actual administración estatal pretendería pasar por alto detalles como la ausencia de informes técnicos de la obra, procedimientos exigidos en la Ley de Contrataciones y su Reglamento, además de autorizaciones excesivas para dar luz verde a un presupuesto adicional en los contratos, -que al no contar con los expedientes técnicos definitivos- no se conocerán con precisión, las metas físicas ni financieras que motivaron los adicionales de dinero, los mismos que van en contra de lo establecido en el artículo 1413° del Código Civil, referido a la “Modificación de los Contratos”.

Según las normas legales
Tras la publicación del D.U. N° 004-2009 con su posterior “Fe de Erratas” que creó el Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Públicas Educativas Emblemáticas y Centenarias del 12 de enero del 2009 y que modifico el artículo 7° se empieza a hablar la posibilidad de incorporar en calidad de excepción, la rehabilitación, remodelación y equipamiento la infraestructura del Estadio Nacional de Lima.

Semanas después a través del D.U. N° 011-2009, que aprobó un financiamiento de hasta S/. 20’000,000.00, empieza a modificarse el Presupuesto Institucional Modificado – PIM para el período 2009, siendo ejecutor el Instituto Peruano del Deporte, con el presupuesto acumulado de hasta S/. 25’145,531.00.

Adicionalmente, el “Estudio de Costos y Presupuestos” que fue elaborado con posterioridad en el período 2010, con un presupuesto de hasta S/. 140’691,274.54, da nuevos costos para su evaluación, desconociéndose quien lo aprobó, por la falta de papeles en el trámite.

El 23 de Noviembre del 2010 el IPD, hace llegar información relacionada a la remodelación del Estadio Nacional, a través de la Comisión de Educación, como el Estudio de Costos y Presupuestos (resumen del expediente técnico), en el que consideraba un presupuesto inicial de obra hasta por el importe de S/. 140’691,274.54, e indicando que los trabajaos a realizar se han dividido en dos zonas, cuyas partidas se hayan desagregadas en estructuras, arquitectura, instalaciones eléctricas, instalaciones sanitarias e instalaciones mecánicas con un presupuesto de S/. 60’515,299.13, para la Zona N°01.
La Zona N° 02, con las mismas partidas en el monto de S/. 61’148,378.89 y el área de estacionamiento con las mismas partidas alcanzando un presupuesto de S/. 19’027,600.53.

Lluvia de ideas y personalidades
Para poder ejecutar este proyecto se procedió a convocar al “Concurso de Ideas”, singular propuesta que permitió contar con reconocidos arquitectos como Alfonso de la Piedra de Zullivich, Juan Winter, José Bentín; siendo esta última la propuesta ganadora.
En esta etapa, se decide indicar que si bien los procesos son exonerados por el D.U. N° 004-2009 se prefirió “invitar” a un grupo de empresas de prestigió como: Demol SAC, Pargas, COSAPI, DH Mont, Técnicas Metálicas, CESEL Ingenieros, entre otras para estudiar la viabilidad de la obra.
Así mismo queda estipulado que los contratos serán supervisados por CESEL Ingenieros, Schmidt Chávez y Tafur Ingenieros, que son empresas de prestigio y solvencia.

Estadio "Emblemático"
Buscando entender porqué se decidió incluir al Estadio Nacional en la lista de obras de colegios emblemáticos, hallamos que el D.U. N° 004-2009 señala que las emergencias se dan con la educación, pero por mandato presidencial directo, se incluyó al estadio que tenía más de 54 años de uso, debido a que el INDECI ya no lo dejaba operar.
En cuanto al presupuesto de S/. 25’000,000.00 se explica que no necesariamente el expediente tiene que hacerse con la cantidad exacta que tiene el presupuesto, y que había 50’000,000.00 que se tenía para un coliseo que no se hizo y que paso para el Estadio Nacional.

Sumando cifras
Uno de los puntos más cuestionados que tiene la obra emblemática, es el referido a su presupuesto, el cual fue incrementándose sin rendir una debida justificación documentaria, hasta alcanzar montos que no se ajustan a las pruebas finales. EL PODER tuvo acceso exclusivo a una valiosísima documentación que da cuenta como mes a mes fue incrementándose la cifra inicial de 25 millones hasta los S/.164’929,293.90 nuevos soles.

PERIODO 2009
En el periodo 2009, se aprobó un Presupuesto Institucional Modificado – PIM de S/. 25’145,531.00, habiéndose ejecutado el 93.6% del PIM ascendente a S/. 23’542,018.00,

PERIODO 2010
Para el período 2010, se aprobó un Presupuesto Institucional de Apertura - PIA por S/. 50’280,000.00. Aquí el Presupuesto Institucional Modificado fue de S/. 94’261,711.00 con una ejecución de S/. 83’624,374 que corresponde al 88.7% del PIM.

PERIODO 2011
En el periodo 2011, se aprobó un Presupuesto Institucional de Apertura – PIA por S/. 64’581,759, el Presupuesto Institucional Modificado fue de S/. 98’581,759.00 al 31 de mayo se cuenta con una ejecución de S/. 43’432,974.00 que corresponden al 44.10% del PIM, por lo que se contaría con un presupuesto modificado de hasta S/. 17’989,001.00, comprometido y girado al 31 de mayo como sigue:

Negociados libres de “polvo y paja”

Conforme avanza nuestra investigación, decidimos consultar al Congresista, Miembro de la Comisión de Fiscalización y Contraloría, Pedro Santos Carpio, quien ha venido investigando la inversión dirigida al Estadio Nacional, para entender el proceder el Gobierno y de las autoridades encargadas.

“Lo que hemos visto hasta el momento es que de las cuatro empresas, COSAPI, es la que se lleva el mayor número de dividendos, pero no registra detalles completos de la forma en la que ha ido invirtiendo. Así mismo necesitamos saber porque no se entregó la totalidad de la obra a una sola empresa si ya se había elaborado un expediente técnico", refiere.

Cabe señalar que durante la intervención del Presidente del IPD, Arturo Woodman, en la Comisión de Fiscalización, se demostró que no tenía forma de explicar el porque otorgaron tantas partidas monetarias. Nosotros tuvimos acceso a la transcripción de la sesión del 30 de marzo del 2011, donde el Congresista Santos Carpio pregunta a Woodman, quien asumiría la liquidación de la obra del Estadio Nacional, obteniendo como respuesta “…En eso estamos…”.

Santos Carpio refiere también que de la exposición realizada por el Ing. Arturo Woodman en calidad de Presidente del IPD, el presupuesto del Proyecto fue de S/ 141’836,157.00 y que se requería el importe de hasta S/. 206’443,047.00 que al tipo de cambio en dólares equivale a $ 73’729,669.00 para terminar el proyecto incluyendo las obras adicionales y obras nuevas. Una cifra que recién hoy se da a conocer pero que será cuestionada por no haberse cumplido lo dispuesto en la Ley de Contrataciones del Estado, por cuanto el D.U 004-2009, permitió la exoneración para los procesos de selección, más no dispensaba del cumplimiento de los artículos 128° (situación de emergencia) y 133° (Informe Técnico Legal previo en caso de exoneraciones) del Reglamento de Contrataciones del Estado.

Mea Culpa
Según registros del SEACE, en el rubro “Instrumento que aprueba la exoneración” se indica situación de emergencia aprobada por el Presidente Alan García Pérez, pero al revisar los rubros de Informe Técnico y Legal solo se hallan como único sustento los D.U. Nros. 004, 010, 011-2009, más no los informes técnicos y legales que fundamenten la declaración de la emergencia.

Solo para dar cumplimiento a la formalidad en el SEACE, se registraron las convocatorias en el sistema entregándose la Buena Pro en un solo día, por lo que no se habría permitido el concurso libre de proveedores y de la libre competencia, así como de la obligatoriedad de contraer mediante licitación pública, cuando las obras sean financiadas con utilización de fondos públicos establecidos en los artículos 61° y 76° de la Constitución Política del Perú.

Finalmente, se puede hablar de presuntos delitos de incumplimiento de deber funcional y colusión previstos y penados en los artículos 337° y 384° del Código Penal vigente, presuntamente cometidos por el Ing. Arturo Woodman Pollit en calidad de Presidente del IPD y el Sr. Danilo Moyasevich Baca, quien es el Jefe de la Oficina de Infraestructura del IPD, quienes habrían incurrido en una manifiesta contratación con las empresas contratistas al incrementar los costos hasta por el importe de S/. 65’751,799.46 aprobando presupuestos adicionales de los trabajos que favorecerían a a los contratistas, en perjuicio del Proyecto y por ende al Estado.

Queda como tarea, realizar una exhaustiva investigación que de cuenta de la millonaria inversión realizada en pos de la nueva imagen del Estadio Nacional, que fue avalado por el Presidente Alan García en la última etapa de su Gobierno y que haciendo caso omiso de la Ley, paso por alto la transparencia en la ejecución de la obra emblemática.

1 comentario:

Anónimo dijo...

cosapi ha robado escandalosamente en esta obra. No han mostrado sus gastos ni como invirtieron lo dado por el gobierno para la construcción del estadio.Disminuyo los carriles, pozas de salto alto,etc.