domingo, 29 de mayo de 2011

“Chile recién comprende que nuestros movimientos nunca buscaron el autogol”

Ex canciller Manuel Rodríguez Cuadros, nos concede una interesante apreciación sobre la situación actual que vivimos con el hermano país de Chile por el tema del diferendo marítimo.

Los conflictos territoriales han sido temas polémicos entre países vecinos, cada vez que se habla de la defensa de su soberanía frente a la posibilidad de una intromisión que ponga en peligro los intereses nacionales. Esta situación los peruanos la conocemos bien, pues nos ha tocado vivir tensas relaciones con países hermanos como Chile y Ecuador, debido al límite marítimo. Sin embargo esta semana, luego de más de 60 años Perú y Chile estarían a punto de establecer un importante avance a la correspondiente en la zona de mar territorial para cada uno, entrando a la etapa final de un proceso que nos llevo hasta los tribunales internacionales.

Recordando los antecedentes de este problema marítimo, en el año 2008, Perú demandó a Chile ante la Corte de La Haya reclamando 67.000 km2 sobre una zona de 90.000 km2 de mar territorial en su frontera, alegando entre otras razones, la inexistencia de un tratado de límites.

Según el referendo histórico, la declaración de Santiago de 1952 y el convenio de zona especial de 1954, habían establecido una demarcación marítima entre Perú y Chile por el paralelo, pero en ninguno de estos dos tratados se establece una obligación jurídica que ni siquiera de manera indirecta puede interpretarse como diferendo marítimo entre ambos países.

Si uno lee esos textos va a darse cuenta que la declaración de Santiago es un tratado por el cual Perú, Chile y el Ecuador reivindican soberanía hasta las 200 millas; no es pesquero porque no tiene ninguna cláusula de pesquería, pero sí, un compromiso por el cual en 1952 el derecho internacional reconocía los estados con un máximo de tres millas de mar territorial.

Debido a esto; Perú, Chile y Ecuador motivados por razones eminentemente económicas; reivindican su derecho para prolongar la soberanía hasta las 200 millas, quedando ya establecida en la declaración del presente año

¿Dónde se ve reflejado el problema limítrofe?
En esa declaración hay un artículo 4to, que dice que en el caso de los dos países donde haya islas al frente como en el caso de Perú y Ecuador, se establecerá un método por el paralelo para trazar el límite marítimo, ya que las islas son parte de un territorio y el objetivo es obtener 200 millas de soberanía marítima.

Al proyectarse desde las islas, chocan con la proyección del continente peruano, entonces para que no haya una mutilación muy profunda con la proyección de las islas ecuatorianas, se estableció que el método para delimitar a Perú y el Ecuador debía ser el paralelo.

Para Manuel Rodríguez Cuadros, Embajador y ex Ministro de Relaciones Exteriores, en la declaración de Santiago no existe posibilidad de interpretar una delimitación entre Perú y Chile, ya que el convenio del 54 establece una zona especial fronteriza, sin ninguna disposición referida a volúmenes, regímenes o licencias de pesca. “Lo que establece este convenio es eximir de sanciones las embarcaciones que vayan mas allá de la zona fronteriza de proyección de los dos países, entonces este convenio 54, tampoco tiene una disposición que pueda ser interpretada como un límite entre Perú y Chile ya que tampoco es pesquero, es mas bien un tratado de carácter administrativo en relación a la declaración de 1952.

Acuerdos positivos
Tras la reciente aprobación en el Pleno del Congreso, referida a la resolución que ratifica el Acuerdo de Intercambio de Notas de Límites Marítimos firmado por los gobiernos de Perú y Ecuador, y el dictamen que adecua la Ley de Líneas de Base del Dominio Marítimo de Perú al acuerdo entre Perú y Ecuador sobre límites marítimos; nuestro país cuenta con un nuevo elemento que será incorporado en el contencioso limítrofe con Chile, ante el Tribunal de La Haya.

Con el Acuerdo de Límites Marítimos y el reconocimiento de la Carta Náutica de Ecuador, Perú logró que Quito apoyase implícitamente sus argumentos y potencie su posición en el diferendo marítimo con Chile. En ese sentido los chilenos deberán ahora retirar el calificativo de “autogol peruano”, que hasta hace unos días gran parte de los políticos de ese país y relacionados con el tema manifestarán.
Límite único

“La delimitación que se ha hecho con el Ecuador es ante todo, un límite único”, refiere Rodríguez Cuadros. “Conforme al derecho internacional, estas 200 millas diferencian mar territorial, plataforma continental y zona económica exclusiva”, afirma. Es bueno precisar también, que en 1958 se reconoce el derecho a la soberanía de los Estados sobre su plataforma continental pero solo hasta 12 millas, recién en 1982 se reconoce que los Estados tienen soberanía hasta las 200 millas.

Caso similar al diferendo Perú-Chile
Si tomamos en cuenta que recién en 1982 el Derecho Internacional reconoce a los Estados, soberanía y jurisdicción de 200 millas y autoridad sobre su plataforma continental, aparte del caso peruano chileno, se esta viendo actualmente el caso entre Nicaragua y Colombia en la Corte Internacional, aunque también se debe precisar que la mayoría de países en similar situación resuelve sus problemas por negociaciones bilaterales y por otros tribunales arbitrales.

No debemos olvidar que en las cuestiones jurídicas, los juicios políticos no inciden demasiado, ya que no son situaciones que uno pueda manejar como mejor le plazca. Las declaraciones y el lenguaje que pueden ser ilimitados en lo político, tienen límites muy precisos en lo jurídico. Los procesos en la Corte están totalmente regulados en lo sustantivo y en lo procesal gracias al estatuto de la Corte Internacional de Justicia.

Beneficio sustancial para todos los peruanos
A partir de Arequipa hasta Tacna, el Perú no ejerce soberanía dentro de las 200 millas que le correspondería, y en la zona de Santa Rosa, que es el punto más al sur en la frontera misma entre Perú y Chile, no está presente. Según la tesis chilena, las aguas que bañan la playa en esa ciudad, serían aguas chilenas y por ello vemos los barcos de la armada de ese país, patrullando para evitar que los pescadores peruanos hagan faenas en esas aguas.

En el lugar existe una riqueza ictobiológica que actualmente es considerada la zona de consumo humano más importante que tiene Chile, por lo que nuestra proyección es recuperar el espacio marítimo y darle al pueblo peruano, mayores posibilidades de desarrollo de una industria pesquera, para el consumo humano.

“Si le preguntamos este asunto a un vecino de Miraflores, quizá lo vea alejado a su vida diaria; pero si le preguntamos a los residentes de zonas costeras frente al litoral; ellos viven el problema en la carne y la piel”, manifiesta el embajador Rodríguez Cuadros.

¿Cuándo tendremos una respuesta?
El caso Perú – Chile ya se encuentra en su fase final, razonablemente el primer semestre del año 2013 tendremos la conclusión al diferendo marítimo, por lo que solo queda esperar al 11 de julio, que es la fecha donde Chile presentará su duplica a la replica peruana, con eso termina el procedimiento estricto, para que luego la Corte se tome un tiempo y estudie todos los instrumentos del procedimiento escrito, delibere y finalmente dicte la sentencia.

El compromiso del nuevo Gobierno
El próximo Gobierno del Perú va a tener la responsabilidad de conducir la fase más importante y decisiva del juicio que es el procedimiento oral y la sentencia. Apenas termine la segunda vuelta, habrá que fortalecer el equipo de defensa jurídica del Estado, que deberá contribuir con el Gobierno para que la política a implementar sea pensando en la unidad de todos los peruanos.

No hay comentarios.: