martes, 2 de marzo de 2010

“Trabajamos con funcionarios reciclados y un alcalde improvisado”


Distinguida como la ‘Regidora del Año’ y conocida por sus innumerables obras de ayuda social en favor de los vecinos rimenses, Rosario Arnao Infantas realiza a continuación, un análisis sobre la situación en la que se encuentra la Municipalidad del Rímac.

¿Cómo describiría su relación con el alcalde?
Mi relación con el señor Víctor Leyton es muy distante, del saludo no pasamos.

¿Por qué nunca se ejecuto la propuesta de seguridad ciudadana que presentó, y que incluso ya contaba con financiamiento externo?
Probablemente por celo político pues no hay otra respuesta. Desde que empecé dando iniciativas para el tema de seguridad ciudadana y más puntualmente con las casetas de vigilancia en lugares estratégicos, el alcalde inmediatamente dio la orden de que eso no se realizara, pese a habérsele dado a conocer en innumerables sesiones de consejo, documentos remitidos a su despacho y de estar a solo minutos de inaugurarlas con financiamiento totalmente externo de instituciones, él se opone y le niega a la población una solución al problema de los robos y la delincuencia. Actualmente estas casetas permanecen abandonadas en puntos como la cuadra 10 de Francisco Pizarro, Prolongación Tacna, la cuadra uno de Tarapacá y otros, donde la delincuencia ocurre a toda hora.

¿Cuál fue la respuesta que le da el alcalde ante su insistencia para poner personal de serenazgo en los lugares mencionados?
Me manifestó que nunca hice una coordinación con él, lo cual yo puedo demostrar es totalmente falso por los documentos y además, por el acta de consejo donde todos los demás regidores son testigos de que el tema si fue tratado y debatido. Incluso costó mucho reconocer los gastos de la impresión de volantes, que contó con la autorización debida y que a último minuto no quisieron asumir.

Debido a la falta de apoyo hacia su propuesta, ¿qué tanto ha aumentado la delincuencia en Rímac?
Ha superado los índices del año pasado. Actualmente tenemos una enorme inseguridad, tengo entendido que según estudios estadísticos, en nuestro distrito hay un promedio de 1,200 pandilleros, por lo que estaríamos ocupando el tercer lugar en lo que a distritos con violencia y presencia de pandillaje se refiere.

¿Y cuál es el plan de solución, según el alcalde, que si combatirá este problema?

Lo que ha hecho es adquirir 20 unidades para serenazgo por su cuenta, pero se trata de vehículos comunes a los que se les debe acondicionar para que puedan realizar operativos. Esto fue aprobado por mayoría de consejo, aún sabiendo el gasto extra que representaría. Lo peor del caso es que no contamos con choferes o serenos que estén capacitados para manejar emergencias como conflictos entre pandillas rivales, a lo que incluso sumo, que su presencia no inspira autoridad alguna.



A nivel interno del municipio, ¿la administración valora a sus trabajadores?
Hay muchas quejas de parte de los trabajadores contratados porque se les adeuda un mes de sueldo, los únicos que si reciben un pago puntual son los trabajadores estables. Los pensionistas (Ley 20530 y Ley 19990) tienen una planilla de más de 200 mil soles que aún no es reconocida por la actual gestión y sobre la cual están tratando de que se les considere. Otras denuncias comunes son la de los empleados que manifiestan una serie de descuentos en su boleta por concepto de seguro, pero cuando van a atenderse, no pueden hacerlo porque el municipio no ha hecho el depósito correspondiente.

La inversión del Foncomun, ¿ha sido aprovechada de forma inteligente?
Cuando el Gobierno dio la transferencia de más de 5 millones a favor de obras prioritarias en el distrito, se realizaron trabajos de reforzamiento y pavimentación en varias calles, yo intervení, para que también se tomen en cuenta las avenidas Francisco Pizarro y Próceres llegándose a un buen acuerdo.

¿Qué debilidades tiene la gestión del burgomaestre Víctor Leyton?
Es muy improvisado en las sesiones de consejo, no trabaja sobre un plan de gobierno municipal preparado según las necesidades del distrito, no cuenta con un equipo de trabajo eficiente ni personal técnico y de campo calificado, contamos con funcionarios ‘reciclados’ que luego de haber cometido numerosos errores regresan para seguir cometiéndolos.

¿Considera que las sesiones descentralizadas han sido un punto a favor para el vecino?
Totalmente porque así, el vecino conoce los temas que se debaten, sabe que cosas están siendo prioritarias en el distrito y sobre todo, que tanto trabajan sus regidores y el alcalde.

¿Hay cultura tributaria en el Rímac?, ¿los vecinos pagan sus impuestos?
Es bajo, generalmente los gerentes de rentas ejecutan un plan de trabajo acorde a la situación de los estratos sociales del distrito, pero eso no ocurre aquí. En este momento si pagan o no los vecinos es algo que no es tomado con seriedad en las áreas responsables.

¿A su parecer a retrocedido el distrito en comparación a como lo dejo el ex alcalde Luis Lobatón?
Lamentablemente si hemos retrocedido, yo diría que esta gestión no da indicios de superar los problemas conocidos, por lo que la compararía a como nos dejó el anterior alcalde.

No hay comentarios.: