miércoles, 18 de marzo de 2009

Una mirada al pasado


Museo de Sitio de Ancón
Una mirada al pasado


Cuando se habla de revalorizar los atractivos del Patrimonio Histórico Cultural, Lima Norte tiene mucho que contar. El Museo de Ancón es solo una de estas fuentes que aún preserva parte de lo que es nuestro invalorable legado y que ayuda a darnos una identidad más precisa de quienes somos y de lo que debemos sentirnos orgullosos.

Cuesta pensar que en las lomas anconeras de este visitado balneario, hubo alguna vez venados y extensas zonas de vegetación, que servía de sustento vital a los primeros individuos trashumantes de Lima. Igualmente no nos es fácil imaginar que Ancón albergó al más grande cementerio de culturas, allá por los años 1,800 a 200 A.C, tal como nos lo demuestra la zona de Miramar donde abundan los monumentos fúnebres.

Tiempo después, estos mismos grupos trashumantes terminaron por establecerse en las zonas de Ancón próximas al mar, pasando a depender totalmente de este para su alimentación. Aprendieron a subsistir pescando con anzuelos de concha, recolectando mariscos, cultivando calabazas, ají y algodón y concentrando todas sus destrezas en el perfeccionamiento de la fabricación de telas.

En la denominada necrópolis de Ancón, las culturas Chancay, Inca, Wari y Teatino hicieron de este su lugar de enterramiento de personajes conspicuos, portadores de mascaras funerarias y trajes de lujosa indumentaria y fina decoración.

El museo de sitio que podemos encontrar en este distrito, busca preservar aquellos vestigios que servirán para crear conciencia y educar a la comunidad sobre la importancia y protección del patrimonio cultural de Ancón. Ir a visitarlo es una muestra de que aún hay mucho por descubrir de nuestro pasado y que nunca deben ser dejados de lado.

Realidades diferentes

Volviendo a nuestro distrito de Puente Piedra, una de las Huacas con mayor presencia y tamaño es la llamada Huaca Tambo Inga, lamentablemente, la falta de un plan de acción por parte de sus autoridades, hace que se encuentre totalmente vulnerable a la erosión del tiempo y a la gente de mal vivir

Buscando conversar con las autoridades pertinentes de nuestro distrito y que casualmente conforman la comisión de Desarrollo Social, Salud, Educación, Juventud, Cultura y Deporte, más específicamente con su presidenta Amalia Yabar Valverde, nos respondió que “las prioridades del municipio están por ahora en otros asuntos, y que irónicamente nos refiere, uno de ellos es la educación”.

De ser así la situación, es una lástima que se deje al olvido parte de nuestra historia, de nuestras raíces y con ella, parte de nuestra identidad. Esperemos que las autoridades reflexiones y cambien de opinión por el bien de las futuras generaciones.

No hay comentarios.: