miércoles, 18 de marzo de 2009

Teófilo Cubillas: El goleador de los mundiales


Teófilo Cubillas:
El goleador de los mundiales


Si nos preguntarán el nombre del mejor futbolista que ha tenido el Perú, nos vendría a la memoria una persona: El 'Nene' Teófilo Cubillas. Nacido en marzo de 1949 y puentepedrino de nacimiento, fue el máximo goleador peruano que hemos tenido durante nuestra participación en los mundiales del 70', 78' y 82'. Hoy considerado toda una leyenda del fútbol latinoamericano, continúa trabajando desde su puesto de instructor oficial FIFA, manteniendo siempre la convicción con la cual creció. “Solo con disciplina y mucho esfuerzo conseguirás lo que deseas”.

Teófilo Cubillas no nació en cuna de oro ni tuvo a la mano los recursos materiales como otros niños de su edad, por el contrario, el provino de uno de los lugares más inesperados llamados “Hacienda Tambo Inga” y sin un céntimo en el bolsillo. Pero a cambio de todo esto, vino con un talento lo suficientemente capaz de dominar en solo segundos un balón de fútbol.

Hijo de Don Isaac Cubillas y Doña Juana Arizaga, vivió en precarias condiciones. Recuerda con mucho cariño aquellos días en los cuales creció junto a sus amigos del barrio Jorge Véliz, Lucho Ormeño y los hijos de la familia Mercado; al igual que con Alejandro Camacho, Nicolás Zegarra, Oréstedes Constantini, Víctor Baca, las hermanas Rigacci, Carmen Valencia, Charo Luyo, Ilmer Santillán y muchos otros más, que conoció durante su ingreso a la JAREC.

“En aquellos años recuerdo que todos integrábamos un grupo católico llamado JAREC (Juventud Agraria y Rural Católica), que tenía el Padre Marcos Lepacci. Allí participábamos de todas las misas y hacíamos varias actividades. Nosotros aprovechamos los días sábados para pintar las fachadas del distrito para después coordinar lo que iban a ser las Olimpiadas Deportivas en Puente Piedra”, menciona.

Aquella vez lo organizo el Club La Unión, donde había personas como Ricardo Espinoza y Abraham Santos Rojas, allí participaron casi todos los vecinos sin distinción de edad. “Lo recuerdo claramente, cada partido de vóley, básquet, atletismo, ping pong, fulbito, era único y aquella vez fue todo un éxito, salieron grandes deportistas y por ello me siento muy orgulloso”, refiere.

Los primeros partidos

A la edad de 13 años, ingresa al Huracán Boys. Su gusto por el fútbol era tal que los días domingos jugaba hasta por tres equipos. “Recuerdo que una vez después de jugarme tres partidos, yo y mis amigos teníamos la costumbre de ir al cine que administraba el papá de un amigo y muchas veces me tocaba ayudarlo recibiendo las entradas o transportando gasolina para que funcione el retro proyector y como tenía que estar de pie mucho rato me daban unos calambres horribles, pero no me arrepentía de haber jugado tanto ese día”, aclara.

Los estudios nunca fueron dejados de lado y menciona que su padre era también muy exigente con las obligaciones. “Participaba de los trabajos de cultivo y al mismo tiempo nunca descuide mis estudios. Mi materia favorita fue siempre matemática y por eso muy al margen de mi carrera de futbolística, estudie contabilidad en la Universidad Federico Villareal. Si bien nunca pude ejercer por falta de tiempo, puedo decir que no he desperdiciado ningún momento de mi vida”, añade.

El Nene de la blanquiazul

Ya con 16 años, es contratado por el Club Alianza Lima, quedando como goleador en su debut de 1965 y repitiendo esta misma hazaña en 1971. Al año siguiente durante su primera gira internacional recibe el apodo con el cual hasta hoy se le conoce. “Tenía 17 años y era mi primera gira con Alianza-Lima, cuando íbamos en el avión con mis compañeros, una azafata se acercó y preguntó: ¿Qué desean tomar? Entonces un jugador le contestó: A él (Teófilo) sírvale un vaso con leche porque él es un “Nene”. Y a partir de eso me llamaron siempre “El Nene”, porque nunca probé bebidas alcohólicas”, contesta entre risas.

Tras los éxitos logrados, permaneció en este club hasta 1974, donde consigue su pase para conformar la alineación oficial del equipo Suizo, Basilea. Allí se queda por seis meses y luego emigra al FC Porto de Portugal donde jugó dos temporadas logrando ser su máximo goleador.

Al término de su participación regresa al Perú en el 79' para seguir jugando por Alianza Lima, pero el destino le vuelve a poner un nuevo contrato con el club Strikers Fort Lauderdale de la liga estadounidense, donde marcó 65 goles en cinco temporadas.

Los Mundiales

De todas las experiencias en el extranjero la que siempre quedará para la posteridad será su primer mundial del 70'. “Anoté cinco goles y viví la mejor época del fútbol peruano y del mundo. Pude compartir el campo con extraordinarios jugadores de la época, además fue un Mundial donde el fútbol fue arte y se expresó a su máximo potencial en todos los aspectos”, y es porque fue uno de los pocos peruanos a los que le tocó quitarle el balón a estrellas como Pelé, Maradona, Mario Kempes, Franz Beckenbahuer, entre otros.

El partido que más destaca fue el de Perú – Brasil, donde pese a no ganar, se siente muy orgulloso. “Esa vez nos tocó perder 4-2, pero Perú fue el único equipo que marcó dos goles a Brasil. Fue histórico para mí. Tuve el privilegio de enfrentarme a mi ídolo, Pelé”, indica.

En 1988 decide retirarse del fútbol profesional. Menciona que “fue algo difícil”, pues “mirar atrás todo lo que has logrado, te da una sensación rara, pero de satisfacción”. Sin embargo, esta partida no fue total pues desde entonces se dedica a impartir clínicas deportivas para niños que juegan fútbol y además de ser instructor de la FIFA.

“Ando de aquí allá compartiendo mi experiencia en los países de habla hispana y siempre estoy en forma para los partidos de exhibición”, Teófilo Cubillas quien por él no pasan los años, mantiene un físico y una salud que ya muchos jóvenes quisieran tener.

“Todos los días voy al gimnasio y entreno dos horas diarias, es como una actividad que debo hacer diario. No tengo vicios ni tampoco me trasnocho. Tengo una disciplina rígida porque siempre me gusta estar en forma y porque además sigo jugando fútbol y lo haré, hasta que ya mis huesos no lo resistan”.

Ahora con casi 60 años de vida, afirma que si volviera a vivir le gustaría experimentar por segunda vez todo lo vivido. No cambiaría nada, ni siquiera su origen. “Si volviera a nacer, escogería de nuevo el fútbol como mi profesión, a Perú como mi nación, a Puente Piedra como mi distrito y al Alianza como mi equipo”.

2 comentarios:

Chrono Kaze dijo...

Efectivamente Teòfilo Cubillas es el peruano máximo goleador de los mundiales.... es calidad tanto de su juego como del amor que le tiene a Perú es inigualable...podrán superarlo en goles pero no en mundiales... es el ídolo de muchas generaciones de la juventud... y lo seguirá haciendo tal vez por siglos... Teofilo Cubillas hacia bailar a sus contrincantes ... vibrar de emoción en las tribunas a propios y extraños en México 1970 con Cubillas se lepuso 2 goles de Brazil campeón Mundial de esa año ....

Teófilo Vera Rondón dijo...

Teofilo Cubillas Goleador de los mundiales ..incomparables...quizá algún peruano pueda superarlo en goles...pero no en mundiales en 1970 le pusimos 2 goles a Brazil los únicos en todo el campeonato...fue el 2º goleador del mundial ..también le pusimos gol a Alemana Sub campeón de ese mismo año... Teofilo Cubillas el unico peruano Jugador de Alianza Lima... con gran calidad no solo de fultbol sino de amor por su patria... y no igualen con Guerrero que aun no va a ningún mundial...